Bandera Colombia Bandera Perú Bandera México

¿Qué hacer si hay un cuerpo extraño en el ojo?

16 abril, 2021

Cuando un objeto o cuerpo extraño entra en el ojo, podemos sentir escozor, lagrimeo, dolor, irritación, visión borrosa e incluso doble visión. La reacción más común es frotarnos el ojo, pero debemos evitar hacerlo porque podemos provocar una infección o dañar la córnea.

No te frotes los ojos

Los cuerpos extraños suelen ser eliminados mediante el lagrimeo o parpadeo repetido, pero no siempre funcionan; por eso te explicamos cómo extraer la partícula que haya entrado a tu ojo paso a paso.

Extraer con agua o con suero fisiológico (lágrimas artificiales)

Paso 1: Límpiate las manos con agua y jabón.
Paso 2. Lava el ojo directamente con agua tibia o con suero fisiológico, dejando que el agua resbale hacia la nariz .
Paso 3: Si no funciona el 2do paso, puedes ir a la ducha y con el flexo de la ducha (la regadera o manguera) puedes rociar hacia tu rostro un chorro de agua suave. Lo ideal es que mantengas el ojo abierto para que el objeto pueda salir del ojo. En cualquier caso la presión del agua no debe ser fuerte.

Extraer con una gasa

Si el agua no funciona bien también puedes probar lo siguiente con mucho cuidado:

Paso 1: Examina el ojo en un área bien iluminada. Para encontrar el objeto, mira hacia arriba y abajo, y luego de un lado a otro.
Paso 2: Si encuentras el objeto, trata de retirarlo con una gasa o un hisopo de algodón, siempre y cuando esté fuera de la parte coloreada del ojo. Si está dentro NO intentes retirarlo, busca ayuda de un profesional.

Cosas de debes evitar hacer

  • Debes evitar frotarte el ojo, porque el objeto se puede introducir más, se puede clavar o dañar alguna sección del ojo, como por ejemplo la córnea.
  • No uses colirios o pomadas. Lee el prospecto y asegúrate que sea suero fisiológico y no algún medicamento (ejemplo dexametasona).
  • Nunca utilices pinzas ni ningún otro objeto punzante en tus ojos, podrías lesionarte.

Llama a tu médico si:

  • Tienes mucho dolor en el ojo o sensibilidad a la luz.
  • Tu visión disminuye.
  • Tienes enrojecimiento o dolor en los ojos.
  • Tienes secreción o una lesión en el ojo o el párpado.
  • Se ha presentado trauma en el ojo, o si tiene un ojo saltón o párpados caídos.
  • Resequedad constante en tus ojos. Esto no mejora con los cuidados personales, debes buscar un tratamiento a largo plazo.
  • Tienes manchas blancas.

Si eres afiliado a AMI, puedes llamarnos las 24 horas, los 7 días a la semana. En caso de que necesites algún especialista, nosotros te pondremos en contacto con uno.  En AMI tenemos una selección de los mejores profesionales. Además, al ser afiliado, puedes acceder a descuentos en las consultas con los médicos especialistas.